lunes, 28 de enero de 2008

ITILMM:2

Narices timidas, aromas dispersos, la aspereza de lo amargo,
la letalidad del sonido. El ruido incoloro, unos ojos que todo lo
ven, que creen saber del tiempo que corre y que a veces se
pierde; en la distancia, en el calor de sus alas, en la impura
timidez que, en aquellas veces, pierde todo sentido,
todos y cada uno.

2 comentarios:

G.Bach dijo...

Oidos, manos, ojos, una pierna, un pucho, flores que parecen amapolas, una mezcla de sensaciones sinestésicas que nos amarran a seguir contemplando lo que a simple viste parece un cuadro del Bosco o el triunfo de la muerte de Peter Brueghel. Sin embargo, el Mono ha ido más allá de lo que ninguno de por acá ha ido o se ha atrevido a ir. Has logrado unir aromas con sabores, texturas con sentimientos, sonidos y emociones que me han hecho sentir que aun se puede pintar.

G.Bach
http://www.gobach.blogspot.com

paola dijo...

tsss..colgare uno cada semana!! tss..que pasa contigo ah!! rico te crees!!